sábado, 17 de julio de 2010

LA ECONOMÍA ESTADOUNIDENSE DEPENDE DEL CONCEPTO DE GUERRA GLOBAL PERMANENTE.

Reexaminando los hábitos de gasto del Pentágono
Un millón de millones de dólares para la guerra

Counterpunch...17/07/2010




¿Qué es un billón?(1). Una cifra enorme, sin duda. La mejor explicación que he encontrado para esta cifra alucinante es la que proporciona el autor de libros infantiles David Schwartz: "Un millón de segundos vienen a ser unos 11 días y medio. Mil millones de segundos son 32 años. Y un billón de segundos son 32.000 años".

¿Qué es un billón de dólares? ¿Qué se puede comprar con semejante suma?

Rethink Afganistán(2) —el intento de Robert Greenwald para ayudarnos a entender la guerra contra el terror, sus costos y consecuencias— dispone de una nueva aplicación de Facebook pensada para desglosar con exactitud todo lo que se puede conseguir con un billón de dólares.

Es un ejercicio divertido (en la medida en que puede serlo la guerra contra el terror en Internet) y muy esclarecedor.

Una ronda del juego nos permitió gastar 999.500 millones dólares para lo siguiente:

- Contratar durante un año a todos los trabajadores en Afganistán (930 millones de dólares);

- Pagar la limpieza del derrame de petróleo del Golfo a los precios del 28 de mayo (930 millones de dólares);

-Construir 4 millones de viviendas asequibles (516 millones de dólares);

- Proporcionar atención médica a un promedio de 4 millones de personas durante un año (13.600 millones de dólares);

- Proporcionar atención sanitaria a 5 millones de niños durante un año (11.500 millones de dólares)

- Contratar a 5 millones de profesores de música y arte durante un año (292.500 millones de dólares).

- Financiar Centros de Servicios Sociales para tres millones de niños durante un año (21.900 millones de dólares);

- Generar energía renovable para 1 millón de viviendas durante un año (969,3 millones de dólares);

- Contratar a 2 millones de maestros de enseñanza primaria durante un año (122.200 millones de dólares);

- Proporcionar becas universitarias de un año a 1 millón de estudiantes (7.900 millones de dólares).

... Y nos sobran 516,5 millones dólares (mucho más de lo que necesito para pagar mi préstamo para estudios).

Un billón de dólares es también lo que Estados Unidos ha gastado desde 2001 en operaciones militares en Irak y Afganistán. Y se calcula que antes de que esas guerras hayan terminado se habrán añadido 800.000 millones de dólares más a la factura.

Los inexistentes dividendos de la paz.

Si usted está esperando a que la paz rinda dividendos a medida que las fuerzas estadounidenses se vayan retirando de Irak, puede seguir esperando un rato. Mientras que los costos de la guerra de Irak se han ido reduciendo, los costos de la guerra en Afganistán han ido aumentando. Los costos financieros, el número de tropas y el número de bajas en Afganistán son cada vez mayores. Este año fiscal (AF 2010) por primera vez se está asignando más dinero a Afganistán que a Irak.

Desde 2003 las operaciones militares en Irak han absorbido el grueso del dinero destinado para la guerra: tres o cuatro veces más dinero que el destinado a la guerra de Afganistán. Pero en 2009 esa brecha se redujo drásticamente.

Ahora, en 2010, vamos a gastar un 10% más en Afganistán que en Irak, y la diferencia de gasto será aún mayor cuando los 33.000 millones de dólares suplementarios aprobados para pagar los refuerzos de tropas para Afganistán se añadan a los 72.900 millones de dólares asignados inicialmente. Además, para el 2011 la Administración estadounidense está solicitando 110.300 millones de dólares para operaciones militares en Afganistán y 43.400 millones dólares para operaciones militares en Irak.

Otra forma de pensar en los costos de la guerra es computándolos por persona: ¿cuánto cuesta desplegar a cada soldado? El Centro de Estudios Estratégicos y Evaluación Presupuestaria afirma que "el costo anual por soldado desde el año fiscal 2005 ha sido de un promedio de 1,186 millones de dólares en Afganistán y 0,685 millones de dólares en Irak, en términos constantes del año fiscal 2011". Esa es otra razón por la cual, a medida que la guerra de Irak va perdiendo fuelle —al ritmo que fuere— lo más probable es que el ahorro sea absorbido por los crecientes gastos de las operaciones militares en Afganistán.

Otra forma de pensar en los costos de la guerra es en términos de horas, minutos y segundos. Laicie Olsen, del Centro de Control de Armas y No Proliferación, ha hecho los cálculos: "En 2010, el aumento de tropas en Afganistán va a costar 2.500 millones dólares por mes, 82 millones de dólares por día, 3.400 millones de dólares por hora, 57.000 dólares por minuto, y 951 dólares por segundo". Y eso solamente se refiere a los 33.000 millones de dólares aprobados para pagar el aumento de tropas, no a los 171.000 millones de dólares que estamos gastando en las dos guerras.

En resumen, si queremos que la paz nos rinda dividendos vamos a tener que encontrar alguna manera de salir de Irak y Afganistán.

La ineficacia de los fondos

Hay nuevas pruebas que sugieren que los miles de millones que se están gastando actualmente en Afganistán no son particularmente eficaces. Un informe reciente del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán critica la forma en que el Pentágono ha estado evaluando los progresos obtenidos en el adiestramiento del ejército afgano. Lo más revelador del informe es que, según sus cifras, tras gastar 27.000 millones dólares en entrenar a las fuerzas de seguridad afganas, ni siquiera las unidades mejor entrenadas son capaces todavía de operar de forma independiente (es decir, que necesitan el apoyo de las tropas de EEUU para operar en zonas de combate). Según la reseña del informe que hace el diario New York Times, en el documento se recogen además "datos sobre uso indebido de drogas, altos índices de deserción, corrupción y analfabetismo entre las fuerzas de seguridad afganas".

En cuanto a la ayuda económica de EEUU a Afganistán, se han identificado problemas similares. En respuesta a una investigación realizada por elWashington Post según la cual los funcionarios afganos han bloqueado sistemáticamente investigaciones de corrupción a personas relacionadas con el ámbito político, el congresista Nita Lowey (D-NY) ha amenazado con bloquear una nueva partida de ayuda de 3.900 millones dólares hasta que "tenga la certeza de que el dinero del contribuyente estadounidense no está siendo empleado fraudulentamente para llenar los bolsillos de los funcionarios corruptos del gobierno afgano, de los señores de la droga y de los terroristas".

Así pues, los costos de la guerra y los gastos de los preparativos de guerra siguen aumentando, incluso en medio de la prolongada recesión económica y de una profunda ansiedad por el futuro. Se necesitan nuevas ideas y nuevas perspectivas para equilibrar un sistema profundamente disfuncional.

Mientras tanto, el presupuesto base del Pentágono —sin contar las guerras de Irak y Afganistán— sigue aumentando. De los más de 700.000 millones de dólares de gasto militar en 2011, aproximadamente 550.000 millones de dólares están destinados al presupuesto "ordinario" del Pentágono.

En resumen, el presupuesto de gastos ordinarios del Pentágono es más de tres veces superior a la cantidad que se está gastando en sus guerras. Por ello, existe un amplio margen para reducir el presupuesto ordinario del Pentágono incluso manteniendo en sus altos niveles actuales los costos de Afganistán e Irak.

Un nuevo informe muestra cómo podría hacerse. Deuda, déficits y defensa: un paso adelante es un documento elaborado por la Fuerza de Choque de Defensa Sostenible donde se muestra cómo el Pentágono puede contribuir significativamente a reducir el déficit sin dejar de avanzar en las metas de seguridad nacional.

El informe presenta las opciones existentes para reducir el presupuesto del Pentágono, ahorrando casi un billón de dólares durante la próxima década.

Los recortes sugeridos incluyen un ahorro de más de 113.000 millones de dólares que se obtiene reduciendo el arsenal nuclear de EEUU a un total de 1.050 ojivas desplegadas en 450 misiles terrestres y en siete submarinos de la clase Ohio; un ahorro de más de 200.000 millones de dólares conseguido al reducir la presencia militar rutinaria de EEUU en Europa y Asia a 100.000 efectivos y al reducir el contingente total de personal militar uniformado a 1,3 millones de efectivos; y un ahorro de más de 138.000 millones de dólares obtenible sustituyendo los costosos e inutilizables sistemas de armas por alternativas más prácticas y menos costosas. Algunos de los sistemas de armamento a reemplazar serían las aeronaves de combate F-35, el MV-22 Osprey, y el Vehículo Expedicionario de Combate.

Y la lista continúa.

Deuda, déficits y defensa no es el único compendio de buenas ideas sobre cómo reducir el gasto militar. Sin embargo, echando otro vistazo a la lista de cosas que podríamos comprar con un billón de dólares si no los estuviéramos gastando en guerras en el extranjero, ese documento es un buen punto de partida para iniciar esta tarea tanto tiempo demorada.



NOTAS:

(1) El vocablo del inglés americano “trillion”, que es el que el autor utiliza en este artículo, se presta a equívocos dado que su sentido varía no solo en castellano sino también en inglés británico. Las equivalencias correctas, indispensables para comprender correctamente este texto, son las siguientes:

1 billion (inglés americano) = 1.000 millones (castellano)

1 trillion (inglés americano) = 1 billón / un millón de millones (castellano)

(2) http://rethinkafghanistan.com/

Traducido para Rebelión por LB.

Fuente: http://www.counterpunch.org/berrigan07152010.html

EL IMPERIO AVANZA EN LA MILITARIZACIÓN DE LA REGIÓN Y EN LOS PREPARATIVOS PARA UNA AVENTURA MILITAR DE PROPORCIONES GLOBALES.

¿Por qué desembarcan los marines en Costa Rica?

Rebelión...17/07/2010



Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

(Un buen baño de mierda a los prisioneros de Abu Ghraib es lo que utilizan los marines para enseñar democracia en Iraq. Ahora se instalan en Costa Rica para hacer lo propio con los latinoamericanos)

Foto: http://www.wired.com/science/discoveries/multimedia/2008/02/gallery_abu_ghraib?slide=3&slideView=8

¿Por qué desembarcan los marines en Costa Rica?

Con los votos del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN), el Movimiento Libertario y el diputado evangélico del partido Renovación Costarricense, Justo Orozco, el pasado 1 de Julio el Congreso de Costa Rica autorizó el ingreso a ese país de 46 buques de guerra de la Armada de los Estados Unidos, 200 helicópteros y aviones de combate, y 7.000 marines. Si bien la multiplicidad de versiones encontradas no permiten ver con claridad el origen de esta decisión, la escasa evidencia disponible parece señalar que fue Washington quien solicitó la internación de las tropas. Es sumamente llamativo el silencio de la prensa de Estados Unidos sobre el tema y la ausencia de cualquier referencia explícita a esta autorización en los boletines de prensa diarios de los departamentos de Estado y de Defensa, todo lo cual alimenta la sospecha de que fue la Casa Blanca la que tomó la iniciativa favorablemente acogida por el Congreso costarricense y para la cual exigió la mayor discreción. Lo que se comunicó al país centroamericano fue que la situación imperante en México había forzado a los cárteles de la droga a modificar sus rutas tradicionales de aproximación e ingreso a Estados Unidos y que para desbaratar esa maniobra era preciso garantizar el despliegue de un sólido contingente de fuerzas militares en el istmo centroamericano, condición sine qua non para librar una efectiva batalla en contra del narcotráfico. Como era previsible, el gobierno de la Presidenta Laura Chinchilla - estrechamente vinculada a lo largo de muchos años con la USAID, nada menos- brindó todo su apoyo y el de sus parlamentarios para responder obedientemente a la requisitoria de Washington.



(Las mujeres enroladas en los marines también enseñan democracia)

Foto:http://www.wired.com/science/discoveries/multimedia/2008/02/gallery_abu_ghraib?slide=2&slideView=9

A nadie sorprende la apelación al pretexto del narcotráfico pues es el que corrientemente utiliza Washington -a falta de otros, como los que brindara el terremoto en... Haití- para justificar la intrusión del personal militar estadounidense en los países de Nuestra América. No obstante, conspira contra la credibilidad de este argumento el hecho que sean precisamente los países caracterizados por una fuerte presencia militar de Estados Unidos quienes sobresalen por su producción y comercialización de narcóticos. Tal como quedó demostrado en El Lado Oscuro del Imperio. La Violación de los Derechos Humanos por Estados Unidos, fuentes inobjetables de las Naciones Unidas (la UNODOC, la Oficina de la ONU contra la Droga y el Crimen) demuestran con estadísticas abrumadoras que desde que las tropas de Estados Unidos se instalaron en Afganistán se produjeron grandes avances en la producción y exportación de opio y la fabricación de heroína, a la vez que en Colombia la presencia estadounidense no fue óbice (sino todo lo contrario) para que se registrase una notable expansión de los cultivos de coca. [1]

Todo esto no debería causar sorpresa alguna, por varias razones. Una de ellas es que el país que se arroga el derecho a combatir el narcotráfico en todo el mundo demuestra una incapacidad tan asombrosa como sospechosa para hacer lo propio dentro de sus fronteras, desde desmontar las redes que vinculan a las mafias del narco con las autoridades, las policías y los jueces locales y estatales que hacen posible el negocio de la droga hasta implementar una campaña mínimamente significativa para contener la adicción y recuperar a los adictos. Nada sorprendente, insistimos, por cuanto el narcotráfico mueve una cifra que se empina por encima de los 400.000 millones de dólares, anuales, que luego son convenientemente “lavados” en los numerosos paraísos fiscales que los principales países capitalistas han establecido a lo largo y a lo ancho del planeta (comenzando por Estados Unidos y Europa) para ser luego introducidos al sistema bancario oficial y, de ese modo, fortalecer los negocios del capital financiero. Por otra parte, la debilidad e inconsistencia de este pretexto, el de la “lucha contra el narcotráfico”, se tornan más evidentes cuando se aprende que Estados Unidos es el primer productor mundial de marihuana, lo que según un estudio de la Fundación Drug Science, reporta a ese país una suma superior a los 35.000 millones de dólares, cifra que supera el valor combinado de la producción de trigo y maíz. [2] Tercero y último, ¿cómo subestimar la importancia que tienen el control y la administración del negocio de los narcóticos para sostener la dominación imperialista en las provincias exteriores del imperio? ¿No fue acaso Gran Bretaña quien reintrodujo el opio en China (droga que había sido prohibida por el emperador Yongzheng debido a los perjuicios que ocasionaba a su población) cuyo consumo masivo promovido por los británicos sirvió para equilibrar sus déficits de balanza comercial con el celeste imperio? Para impulsar esa adicción entre los chinos, británicos y portugueses libraron dos guerras, entre 1839 y 1842 y 1856 y 1860, a resultas de las cuales establecieron dos cabeceras de playa para organizar el tráfico del opio en toda la China: una en Hong Kong, bajo control inglés, y otra en Macao, dominada por los portugueses. ¿Por qué tendríamos hoy que pensar que Estados Unidos, hijo putativo del imperio británico, habría de ser movido por otros intereses cuando declara, de la boca para afuera, la guerra al narcotráfico? ¿No resulta acaso funcional a sus intereses tener una América Latina caracterizada por la proliferación de “estados fallidos” -carcomidos por la corrupción que genera el tráfico de estupefacientes y sus secuelas: desintegración social, mafias, paramilitares, etcétera- e incapaces por eso mismo de ofrecer la menor resistencia a los designios imperiales?

El permiso concedido por el Congreso de Costa Rica se extiende por seis meses, a partir del 1 de Julio del corriente año. No obstante, esta concesión, que se materializa en el contexto de la Iniciativa Mérida (que abarca a México y Centroamérica) es un proyecto que tiene metas pero no plazos, por lo cual la probabilidad de que las tropas estadounidenses salgan de Costa Rica a finales de este año y retornen a sus cuarteles en la metrópolis es prácticamente cero. Además, la experiencia internacional enseña que tanto en Europa como en Japón las tropas que Estados Unidos estacionó allí después de la Segunda Guerra Mundial por unos pocos años, extendidos luego con el pretexto de la Guerra Fría, ya llevan en esas locaciones más de 65 sin que sus jefes den las menores muestras de aburrimiento o deseos de regresar a casa. En Okinawa, la repulsa generalizada de la población local contra los ocupantes yankis -que, amparados en su inmunidad, matan, violan y roban a su antojo- no fue suficiente para forzar el desmantelamiento de la base estadounidense. De paso, este incidente subraya la valentía y eficacia del gobierno de Rafael Correa que sí logró la salida de las tropas estadounidenses de la base de Manta. Y en caso de que hubiera un clamor popular exigiendo reeditar tan insólita ocurrencia en Costa Rica, un par de operaciones criminales de esas que la CIA sabe montar muy bien harían que ese pedido se revirtiese instantáneamente, sobre todo con un gobierno como el de Laura Chinchilla que se desvive por demostrar su incondicional sumisión a los dictados del imperio.

Al igual que lo establecido en el Tratado Obama-Uribe mediante el cual Colombia cede inicialmente el uso de siete bases militares a Estados Unidos, en el caso que nos ocupa el personal militar de este país gozará de total inmunidad ante la justicia costarricense, y sus integrantes podrán entrar y salir de Costa Rica a su entera voluntad, circular por todo el territorio nacional vistiendo sus uniformes y portando sus pertrechos y armamentos de combate. Con esta decisión la soberanía de Costa Rica no sólo es humillada sino que llega a los límites del ridículo para un país que, en 1948, abolió sus fuerzas armadas y que, en gran medida gracias a eso, pudo desarrollar una política social de avanzada en el deprimente contexto regional centroamericano porque el gendarme oligárquico había sido desbandado. En lo que hace al armamento, la autorización del Congreso permite el ingreso de guardacostas y pequeños navíos pero también de otros como el portaaviones de última generación MakinIsland, botado en agosto del 2006 y dotado de capacidad para albergar a 102 oficiales y 1.449 marines, pudiendo transportar 42 helicópteros CH-46, cinco aviones AV-8B Harrier y seis helicópteros Blackhawks. Aparte de eso la legislación aprobada extiende su permiso para naves como el USS Freedom, botado en el 2008, con capacidad para combatir a submarinos e internarse en aguas poco profundas. El permiso se extiende también a otros navíos, tipo catamarán, un buque hospital y vehículos varios de reconocimiento con capacidad para transportarse tanto por mar como por tierra. Armamentos y pertrechos que, en síntesis, de poco y nada sirvan para combatir al narcotráfico, en el dudoso caso de que esa sea la voluntad de los ocupantes. Es más que evidente que su objetivo es otro.

Esta iniciativa del gobierno estadounidense hay que situarla en el contexto de la creciente militarización de la política exterior de los Estados Unidos, cuyas expresiones más importantes en el marco latinoamericano han sido, hasta ahora, la reactivación de la Cuarta Flota, la firma del tratado Obama-Uribe, la de facto ocupación militar de Haití, la construcción del muro de la vergüenza entre México y Estados Unidos, el golpe de Estado en Honduras y la posterior legitimación del fraude electoral que elevó a Porfirio Lobo a la presidencia, la concesión de nuevas bases militares por el gobierno reaccionario de Panamá, a todo lo cual se le agrega ahora el desembarco de los marines en Costa Rica. Por supuesto, todo lo anterior articulado con el mantenimiento del bloqueo y acoso a la Revolución Cubana y el permanente hostigamiento a Venezuela, Bolivia y Ecuador. En el plano internacional el desembarco de los marines estadounidenses en Costa Rica debe ser interpretado en el marco de la inminente guerra contra Irán y la grotesca provocación a Corea del Norte, sobre cuyas gravísimas consecuencias hace tiempo viene advirtiendo en sus Reflexiones el Comandante Fidel Castro Ruz.

En conclusión, el imperio avanza en la militarización de la región y en los preparativos para una aventura militar de proporciones globales. Si la agresión a Irán finalmente llegara a consumarse, como autorizarían a pronosticar los aprontamientos vistos en estos últimos días, la gravísima situación internacional resultante impulsaría a los Estados Unidos a procurar garantizar a cualquier precio el control absoluto y sin fisuras de lo que sus estrategas geopolíticos denominan la gran isla americana, un enorme continente que se extiende desde Alaska a Tierra del Fuego, separado tanto de la masa terrestre eurasiática como de África y que según ellos desempeña un papel fundamental para la seguridad nacional estadounidense. Esa es la razón de fondo por la cual se ha venido produciendo, preventivamente, la desorbitada militarización de la política exterior estadounidense. Es ridículo que se pretenda convencer a nuestros pueblos de que la veintena de bases militares establecidas en Centro y Sudamérica y en el Caribe, a las que ahora se suma el desembarco en Costa Rica, y la activación de la Cuarta Flota tienen por objetivo combatir al narcotráfico. Cómo enseña la experiencia, a éste no se le combate con una estrategia militar sino con una política social, que Estados Unidos no aplica dentro de sus fronteras ni permite que se haga afuera gracias a la enorme influencia que el FMI y el Banco Mundial tienen sobre países vulnerables y endeudados. La experiencia antes de Colombia y ahora de México (¡con sus más 26.000 muertos desde que el presidente Felipe Calderón declarase su “guerra al narcotráfico”!) atestiguan que la solución al problema no pasa por los marines, portaviones, submarinos y helicópteros artillados sino por la creación de una sociedad justa y solidaria, algo que es incompatible con la lógica del capitalismo y repugnante para los intereses fundamentales del imperio. En síntesis: el desembarco de los marines en Costa Rica tiene por objetivo reforzar la dominación estadounidense en la región, derrocar por diversos métodos a los gobiernos considerados “enemigos” (Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador), debilitar aún más a los vacilantes y ambivalentes gobiernos de “centro-izquierda” y fortalecer a la derecha que se ha hecho fuerte en el litoral del Pacífico (Chile, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras y México), reordenando de ese modo el “patio trasero” del imperio para así tener las manos libres y la retaguardia asegurada para salir a reafirmar la prepotencia imperial guerreando en otras latitudes.

[1] Cf. Atilio A. Boron y Andrea Vlahusic, El Lado Oscuro del Imperio. La Violación de los Derechos Humanos por Estados Unidos (Buenos Aires: Ediciones Luxemburg, 2009), pg. 73.

[2] Cf. El Lado Oscuro, op. Cit. , p. 72.

www.atilioboron.com

viernes, 16 de julio de 2010

SE PUEDE GOBERNAR CONTRA EL PUEBLO, PERO NO SIN EL.

España no es Corea del Norte

Atlántica XXII...16/07/2010


He aquí lo que dice el programa del PSOE: “Justicia e igualdad ante la ley os ofrecemos. Paz y amor entre los españoles. Libertad y fraternidad exentas de tiranía. Trabajo para todos. Justicia social, llevada a cabo sin enconos ni violencias, y una equitativa y progresiva distribución de la riqueza sin destruir ni poner en peligro la economía española”.

Es un programa con el que es difícil no estar de acuerdo, salvo porque -reparo ahora en el error- no se trata del programa del PSOE sino de un discurso de Mariano Rajoy, máximo dirigente del PP, ante miles de enfervorizados simpatizantes que en las próximas elecciones lo auparán a la presidencia del gobierno.

Pero no, un momento. He vuelto a equivocarme. Las líneas arriba citadas no pertenecen al programa del PSOE ni a un discurso de Rajoy; forman parte del manifiesto firmado en Sta. Cruz de Tenerife a las 5.15 horas del día 18 de julio de 1936 por... Francisco Franco. Horas después, a lomos de estos principios, el generalísimo desencadenaba una guerra civil que se cobraría la vida de un millón de españoles, a la que seguirían fusilamientos, torturas, encarcelamientos y represalias durante cuarenta años de dictadura.

Entiéndaseme: que Zapatero, Rajoy y Franco utilicen los mismos conceptos -justicia social, igualdad, libertad, paz, todos ellos patrimonio de la izquierda- no disuelve las diferencias de hecho que los separan. No son iguales, pero esta coincidencia ilumina dos fenómenos, uno bueno y otro malo, sin los cuales no es posible entender la gestión política del capitalismo. El bueno es que a todos nos gusta ser justos y razonables. Que haya que mentir en nombre de la verdad, guerrear en nombre de la paz, matar en nombre de la civilización e ilegalizar partidos en nombre de la democracia, significa que la izquierda ha conseguido imponer sus valores como fuente natural de legitimidad: se puede gobernar contra el pueblo, pero no sin él. Incluso Nerón tuvo que renunciar a jactarse de su incendio; incluso Franco tuvo que tomar prestado -como Zapatero y Rajoy- su lenguaje al enemigo.

El malo es que la fuente de legitimidad y la fuente de decisión son líneas asíntotas y que, a fuerza de nombrar la paz, la democracia, la igualdad, la libertad -mientras se miente, se hace la guerra y se silencia a aquéllos a los que se roban las palabras-, esos mismos valores de alcance universal sufren un universal desprestigio. La hipocresía no rinde homenaje a la virtud; la declara simplemente útil; es decir, innoble. Pero la hipocresía de los políticos -el lenguaje “políticamente correcto”, acuñado por los pueblos- indica que aún no se ha tocado fondo. Franco empezó a matar en nombre de la muerte, y no de la vida, en cuanto encontró suficiente resistencia y suficiente apoyo. El fascismo sólo es posible cuando deja de gustarnos ser justos y razonables; cuando -valga decir- la fuente de legitimidad y la fuente de decisión encuentran un punto de intersección en la barbarie.

Franco, Rajoy y Zapatero tienen distintos conceptos de la igualdad y de la libertad. No es su lenguaje izquierdista lo que los funde en un mismo molde. Lo que verdaderamente los une es la única frase de la cita franquista que ningún izquierdista puede rubricar: “una equitativa y progresiva distribución de la riqueza sin destruir ni poner en peligro la economía”, terrible, insultante, macabro oxímoron donde el término “economía”, que significa justamente, o debería significar, “una equitativa distribución de la riqueza”, pasa a definir en exclusiva los beneficios de los bancos, las financieras y las empresas. Esa frase podría ser de Friedman, de Strauss-Kahn, de Díaz Ferrán, de Solbes; nunca de Chomsky o de Galeano. Hay muchas formas, lo sabemos, de gestionar el capitalismo: con partidos o sin partidos, con revistas pornográficas o sin ellas, con reyes, con campos de concentración, con campos de fútbol, con Movimiento o con “movida”. Nadie puede decir que “con Franco vivíamos mejor”, pero sí que lo que hermana al dictador, a Rajoy y a Zapatero -y desacredita la llamada “transición”- es su toma de partido por los ricos; es decir, el capitalismo.

El pasado 17 de marzo Corea del Norte fusiló a Park Nam-gi, ex director de Finanzas del Partido de los Trabajadores, por “haber llevado el país a la ruina” como responsable del fracaso de la reforma monetaria. El pasado mes de junio, también por haber llevado el país a la ruina, el gobierno de España premió una vez más a sus banqueros y empresarios con una “reforma laboral” que protege y aumenta sus beneficios. ¿Fusilarlos o recompensarlos? Fusilarlos. No, seguro que hay una manera más justa de hacer justicia. Recompensarlos. No, seguro que hay una manera menos ofensiva de ser injustos.

CHINA ES EL BANQUERO DE EEUU, CHINA PODRÍA DESTRUIR EL DOLAR ESTADOUNIDENSE EN UNOS POCOS MINUTOS.




Las últimas mentiras de Hillary Clinton

Global Research/Antiwar...16/07/2010




La BBC informó el 4 de julio de que la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, dijo que la base estadounidense de misiles balísticos en Polonia no se dirige contra Rusia. El propósito de la base, dijo, es proteger a Polonia de la amenaza iraní.

¿Por qué iba a constituir Irán una amenaza para Polonia? ¿Qué pasa con la credibilidad de EE.UU. cuando la secretaria de Estado hace una declaración tan estúpida? ¿Piensa Hillary que está engañando a los rusos? ¿Hay alguien en el mundo que le crea? ¿Cuál es el sentido de una mentira tan evidente? ¿Para encubrir un acto de agresión de EE.UU. contra Rusia?

A renglón seguido Hillary advirtió de una “represión lenta” que aplasta la democracia y las libertades civiles en todo el mundo. Los periodistas estadounidenses podrían preguntarse si hablaba de EE.UU. Glenn Greenwald informó en Salon el 4 de julio de que el Servicio de Guardacostas de EE.UU., que no tiene autoridad legislativa, ha emitido una regla de que los periodistas que se acerquen sin permiso a menos de 20 metros de las operaciones de limpieza de BP en el Golfo de México serán castigados con una multa de 40.000 dólares y de uno a cinco años en prisión. El New York Times y numerosos periodistas informan de que BP, los Guardacostas de EE.UU., la Seguridad Interior y la policía local prohíben a los periodistas que fotografíen los masivos daños causados por el continuo derrame de petróleo y productos químicos tóxicos en el Golfo.

El 5 de julio Hillary Clinton estuvo en Tiflis, Georgia, donde, según el Washington Post, acusó a Rusia de “la invasión y ocupación de Georgia”. ¿A qué viene esta mentira? Hasta los estados títeres europeos han publicado informes que documentan que Georgia inició la guerra con Rusia, que perdió rápidamente, invadiendo Osetia del Sur en un esfuerzo por destruir a los secesionistas.

Parecería que el resto del mundo y el Consejo de Seguridad de la ONU han dado a los estadounidenses su aprobación para mentiras sin cuento a fin de promover el objetivo de la hegemonía mundial de Washington. ¿De qué manera beneficia esto al Consejo de Seguridad y al mundo? ¿Qué es lo que pasa?

Después de que el presidente Clinton tergiversó el conflicto entre Serbia y los albanos en Kosovo y embaucó a la OTAN para que realizara la agresión militar contra Serbia y una vez que el presidente Bush, el vicepresidente Cheney, el secretario de Estado, el consejero nacional de seguridad y casi todos los miembros del régimen de Bush engañaron a la ONU y al mundo diciendo que Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva, y así consiguieron con artimañas una invasión de Iraq, ¿por qué cayó el Consejo de Seguridad de la ONU en el engaño de Obama de que Irán tiene un programa de armas nucleares?

En 2009, las 16 agencias de inteligencia de EE.UU. publicaron un informe unánime de que Irán había abandonado su programa de armas en 2003. ¿Ignoraba el Consejo de Seguridad ese informe?

Los inspectores de armas del Organismo Internacional de Energía Atómica sobre el terreno en Irán han informado consistentemente de que no existe un desvío de uranio del programa energético. ¿Ignoraba el Consejo de Seguridad los informes del OIEA?

Si no los ignoraba, ¿por qué aprobó el Consejo de Seguridad sanciones contra Irán por insistir en su derecho bajo el Tratado de No Proliferación Nuclear a tener un programa de energía nuclear? Las sanciones de la ONU son ilegales. Violan los derechos de Irán como firmante del Tratado. ¿Es la “lenta represión” de la que habló Hillary?

En cuanto Washington obtuvo sanciones del Consejo de Seguridad, el régimen de Obama agregó unilateralmente sanciones más severas de EE.UU. Obama utilizan las sanciones de la ONU como un vehículo para agregar sus sanciones unilaterales. ¿Tal vez sea ésta “la lenta represión” de la que habló Hillary?

¿Por qué ha dado luz verde el Consejo de Seguridad de la ONU al régimen de Obama para comenzar una guerra más en Oriente Próximo?

¿Por qué se echó a un lado Rusia? Por la insistencia de Washington, el Gobierno ruso no ha entregado el sistema de defensa aérea adquirido por Irán. ¿Piensa Rusia que Irán es una amenaza mayor que los estadounidenses, que cercan a Rusia con bases de misiles y militares de EE.UU. y financian “revoluciones de color” en antiguas partes constituyentes de los imperios ruso y soviético?

¿Por qué se echó a un lado China? La creciente economía de China necesita recursos energéticos. China tiene amplias inversiones energéticas en Irán. EE.UU. tiene la política de contener a China negándole el acceso a la energía. China es el banquero de EE.UU. China podría destruir el dólar estadounidense en unos pocos minutos.

Tal vez Rusia y China han decidido dejar que los estadounidenses se sobre-extiendan hasta que EE.UU. se destruya a sí mismo.

Por otra parte, tal vez todos estén cometiendo errores de cálculo y preparando más muerte y destrucción de la que el mundo se imagina.

Como el Golfo de México.

Paul Craig Roberts fue editor del Wall Street Journal y secretario adjunto del Tesoro en el gobierno de Ronald Reagan. Su último libro,How the Economy Was Lost, ha sido publicado recientemente por CounterPunch/AK Press. Se le puede contactar en:paulcraigroberts@yahoo.com

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

© Copyright Paul Craig Roberts, Antiwar, 2010

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=20117

jueves, 15 de julio de 2010

BUSCAN LOS BURGUESES DEBILITAR A LAS ORGANIZACIONES SINDICALES, DESTRUIR EL DERECHO A HUELGA VIOLANDOLES SUS AUTONOMÍAS.

Ofensiva del PAN

Rebelión...15/07/2010


La construcción de un monumento para homenajear a los conquistadores españoles en la capital yucateca, no es otra cosa, sino la ratificación de las aspiraciones colonialistas de los políticos del PAN. Su desprecio al pueblo es tan grande que no tienen reparo de cinismo. Develar el monumento el último día de su administración además de ser una clara provocación para la administración municipal entrante, es el reconocimiento de que nunca gobernaron al servicio de las necesidades populares, y sí gobernaron para los intereses privados de la burguesía más conservadora de Yucatán. Por lo tanto, no se puede acusar al PAN de traicionar al pueblo, porque nunca jamás han estado al servicio de él.

A nivel federal el actual régimen panista muestra sus pretensiones de dar un nuevo golpe a los trabajadores mediante la reforma a la Ley federal del Trabajo. En plena crisis global la burguesía mexicana busca la liquidación del contenido progresista de la Ley Federal del Trabajo. Desde la década de los 80s se han realizado modificaciones a la Ley, pero ahora buscan de una vez por todas poner fin a los derechos de los trabajadores y adecuar la legislación laboral a las necesidades del mercado. La iniciativa de Ley promovida por el régimen espurio, representa una amenaza más para los trabajadores y sus organizaciones sindicales.

La iniciativa “Lozano” dice que ayudara a “Facilitar el acceso al mercado laboral y la creación de empleos”, en realidad busca reducir la contratación colectiva; facilitar los despidos; legalizar los periodos de prueba sin termino estipulado; no permitir la posibilidad de acceder a puestos laborales mejor remunerados (se elimina el escalafón ciego mediante el cual un trabajador tiene derecho a mejorar sus condiciones en base a su antigüedad); se pretende eliminar el tabulador para flexibilizar las tareas del trabajador en beneficio del patrón; restringir la obligación del patrón para el pago de salarios vencidos. Esta reforma abre la puerta al despido al eliminar el requisito de la firma del trabajador en los proceso de recisión del empleo; excluye la obligación de pago por salarios vencidos superiores a los seis meses con lo cual un trabajador despedido injustamente no recibirá su pago al ser recontratado; se quiere reducir los días de descanso obligatorio al dar la posibilidad de mover la fechas de descanso a criterio del patrón. Se fomenta el trabajo a destajo y de horas extras en beneficio del patrón al señalar que “el trabajador y el patrón podrán convenir el pago por cada hora de prestación de servicios”.

La reforma de Ley pretende aumentar la intensidad del trabajo y posibilitar el cubrir cualquier función a criterio del patrón mediante la flexibilización en el trabajo al decir que “las relaciones de trabajo en la normatividad laboral vigente, están basadas en modelos de producción de la década de los años 30s, lo que generó las llamadas descripciones clásicas de puestos de trabajo, que implican que el trabajador exclusivamente está obligado a realizar las funciones que se establecen expresamente como de su responsabilidad. Esta situación ha tenido como consecuencia dos aspectos negativos: 1) que el trabajador no se involucre en otras actividades de su entorno laboral, lo que propicia que no se desarrolle plenamente, y 2) que el patrón se vea obligado a contratar mayor número de personal para desarrollar tareas que pueden ser cumplidas por un trabajador ya contratado”. La lógica del empresariado se ve con claridad, un trabajador “que no se desarrolle plenamente” es aquel -para los empresarios- que no hace lo que el patrón quiera, se pretende aumentar la explotación al pretender que un trabajador realice doble función laboral, reduciendo la contratación y aumentando la tasa de desempleo.

También la reforma dice que contribuirá a “Fortalecer la procuración e impartición de justicia laboral”, la realidad es que esta “justicia” emanaría de la voluntad de los patrones, pues la reforma pretende la inexistencia de las huelgas, sindicatos y contratos colectivos, precisamente las armas legales de los trabajadores para defenderse de las injusticas laborales.

Buscan los burgueses debilitar a las organizaciones sindicales, destruir el derecho a huelga violando la autonomía de las organizaciones y trabajadores. La iniciativa establece “incluir el arbitraje obligatorio en los conflictos de huelga”, con ello el gobierno tendría la posibilidad de declarar inexistente una huelga en cualquier momento ayudando a los patrones.

La reforma busca debilitar la firma de contratos colectivos, al tiempo en que se promueve y diversifica la contratación individual. Por si fuera poco, la reforma de Ley estipula “tipificar como delito la contratación de menores de 14 años, fuera del círculo familiar”, esto haría legal la explotación infantil al reducir la edad laboral de los 18 a los 14 años, además la iniciativa podría permitir la explotación de menores de 14 años dentro del “círculo familiar”.

Estas son muestras del evidente desprecio que el espurio y los ultraconservadores mexicanos sienten contra los trabajadores, tienen la intención de aprobar la reforma lo más pronto posible, pues necesitan cumplir las órdenes del capital extranjero. Pretenden que los trabajadores regresen a laborar en las condiciones del Porfiriato, mientras hacen todo para que nuestro país se convierta en una Colonia más del Imperio de Estados Unidos. Por ello, los trabajadores y los sectores populares requieren oponerse al intento de reforma a la Ley Federal de Trabajo al mismo tiempo en que consolidan sus organizaciones sindicales y sus derechos. No hay que permitir que se cometan más injusticias. Es tiempo de poner fin a la ofensiva conservadora y transitar a un nuevo régimen social.

EN EL ALTO CLERO DE LA IGLESIA CATÓLICA VENEZOLANA TODAVÍA VIVEN EN LA ERA DE LAS CAVERNAS, SON TODOS UNOS TROGLODITAS.



La Conferencia Episcopal emitió un documento en contra de las políticas del Estado
Gobierno le pide a jerarquía eclesiástica de Venezuela respeto y niega conflicto

teleSUR...15/07/2010


El Gobierno de Venezuela, a través de su vicepresidente, Elías Jaua, pidió a los altos representantes de la Iglesia Católica Venezolana respeto ante el documento emitido por la Conferencia Episcopal del país, en el cual se pronunciaba en contra de las políticas asumidas por el Estado.

"Como cuerpo representante del gobierno del presidente Chávez no podemos dejar de pronunciarnos en contra de los señalamientos de la CVE acerca de las instituciones políticas del Estado y de la vida política de nuestro país, y sobre todo del respeto que debe a las decisiones soberanas que en el pueblo se ha venido tanto en los últimos días", afirmó Jaua durante el Consejo de Ministros llevado a cabo en el Palacio de Mirafrores (sede de Gobierno).

El pasado lunes, los más altos representantes de la iglesia Católica Venezolana emitieron el documento de clausura de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) en el cual se afirmaba que el Socialismo impulsado por el presidente venezolano Hugo Chávez, " se inspira en el régimen comunista cubano y se ha venido concretando a través de leyes y hechos que desconocen la voluntad popular y la Constitución vigente".

Jaua consideró que este pronunciamiento de la alta jerarquía eclesiástica obedece a una maniobra de la oposición venezolana para favorecerlos en las próximas elecciones parlamentarias a celebrarse el 26 de septiembre.

"Sabremos que se impondrá luminosa la conciencia del pueblo venezolano", expresó el vicepresidente al respecto.

Indicó que el pueblo venezolano ya no confía en la actitud tendenciosa de la institución religiosa, que tiene como objetivo "condicionar la opinión política de la población venezolana".

Aprovechó la ocasión para reiterar su respaldo al presidente Chávez en nombre del Consejo de Ministros, jefa de Gobierno y gobernadores presentes en la reunión.

Jaua enfatizó que era indignarte la posición de los jerarcas eclesiásticos que, por un lado apoyaron el Golpe de Estado en contra del mandatario venezolano el 11 de abril de 2002 y por otro piden dialogar y mantener la serenidad.

"Indigna que estos cardenales que aplaudieron a rabiar el golpe de Estado del 11 de abril, que santificaron con su presencia la disolución de los poderes públicos, hablen ahora de cultivar un diálogo sereno, que siempre lo ha tenido el presidente Chávez", sostuvo.

El vicepresidente Jaua aclaró que el Gobierno venezolano no estaba en conflicto con la iglesia católica y señaló que el presidente Chávez era un creyente y devoto católico.

"No estamos en conflicto contra la Iglesia Católica, lo que estamos haciendo está en el marco de los principios y valores del cristianismo. El Presidente de la República es un creyente y un militante del cristianismo y de la doctrina católica junto con la mayoría de nuestro pueblo. Queremos exigir respeto de los altos jerarcas de la Iglesia Católica venezolana", acotó.

Sumado a este pronunciamiento de la alta cúpula eclesiástica, recientemente el Cardenal venezolano, Jorge Urosa Savino, expresó que el Gobierno de su país estaba encaminándose a una dictadura.

Ante esto, el jefe de Estado venezolano, instó a la institución a "realizar algunas reflexiones" para "ir colocando cada asunto en su santo lugar".

"No seamos tan inocentes: la jerarquía Católica, como institución, ha jugado un papel esencialmente político, tratando de mantener, a lo largo de la historia, el estatus de dominación, incluso con la más criminal violencia", dijo el mandatario en las Líneas de Chávez del pasado domingo..

Sobre las declaraciones del cardenal, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela también se pronunció, a través de un comunicado emitido este domingo, en contra por considerar que poseían un contenido político" y se trata de "un desacato a la propia doctrina católica".


Fuente: http://telesurtv.net/noticias/secciones/nota/75108-NN/gobierno-le-pide-a-jerarquia-eclesiastica-de-venezuela-respeto-y-niega-conflicto/

miércoles, 14 de julio de 2010

EL MUNDO ENTERO ESTA BAJO LA AMENAZA DEL IMPERIO QUE QUIERE IMPONER SU HEGEMONÍA GLOBAL A CUALQUIER PRECIO.

Crisis y vientos de guerra

Ciudad futura...14/07/2010


Apagados ya lo ecos de las gradas en los estadios de Sudáfrica, es hora ya de “volver” a la cruda realidad. Una realidad caracterizada por una profunda crisis del sistema que está sirviendo para que la ínfima minoría de los “amos del dinero” salden sus últimas cuentas pendientes con su otrora poderoso adversario: el movimiento obrero occidental. Así, en los países desarrollados —el llamado primer mundo — las medidas anticrisis de los gobiernos que sirven a los oligarcas que detentan el poder real están suponiendo el desmantelamiento definitivo de los últimos restos del Estado del bienestar y una agresión sin precedentes a los derechos sociales y laborales de la mayoría.

El capitalismo financiero absoluto, defendido a capa y espada por unos medios de comunicación vasallos del pensamiento único y por unos gobiernos que representan el papel de intermediarios entre el capital y la sociedad en la ficción democrática, está inmerso en un proceso de acumulación en manos privadas sin precedentes en décadas, gracias a las políticas neoliberales y a las rigurosas “recetas” de derecha extrema que están aplicando con denodado empeño —y de forma unánime— los partidos del sistema en sus países centrales (liberal-conservadores en Gran Bretaña o Francia, neofascistas en Italia, democristianos en Alemania, demócratas en EEUU, socialistas en España, Grecia y Portugal…). Estas medidas, que se presentan como “las únicas posibles y viables”, están causando ya el empobrecimiento masivo de la propia base social y política de este sistema (y de sus partidos): los sectores sociales que se consideraban “clases medias”, que también vuelven a la cruda realidad inmersos en un proceso de proletarización creciente.

Por su parte, el núcleo de la clase trabajadora, viejo enemigo del capitalismo hasta su abducción ideológica, asiste a la liquidación de derechos conquistados en décadas de lucha obrera a causa de la desregulación y precarización del llamado “mercado laboral”, de la negociación colectiva y de los sistemas públicos y servicios sociales (pensiones, sanidad, etc.). Así, sólo en España, el número de pobres de solemnidad ya se sitúa en torno a la redonda cifra de 10 millones de ciudadanos. La precarización de las condiciones laborales (horarios, jornada, salarios), en algunos casos propias del siglo XIX, ha provocado que —en un país con más de cuatro millones de parados— tener empleo ya no implique necesariamente poder vivir con relativa dignidad e incluso, en ocasiones, poder disponer de una ración diaria de proteínas suficiente.

Las movilizaciones anticapitalistas por una salida social a la crisis que iniciaron los trabajadores griegos y que se han extendido después a otros países europeos están aún en una fase embrionaria. La respuesta de la izquierda sindical y política (desorientada ésta última aún en tribulaciones ajenas como los nacionalismos en el caso de España, o desmantelada y postrada en Italia desde la voladura controlada del poderoso PCI) no se corresponde, ni mucho menos, con la magnitud de la ofensiva adversaria. Si no se desarrollan de forma sostenida y masiva hasta las últimas consecuencias y hasta cumplir sus objetivos, las movilizaciones serán tan útiles como un paraguas en pleno huracán…

VIENTOS DE GUERRA SOPLAN DESDE EL ‘SALVAJE OESTE’

A lo largo de la historia, las crisis globales —y ésta se parece mucho a una crisis global— han tenido como consecuencias: a) la recomposición de la hegemonía de clases; en unos países mediante salidas autoritarias (fascismo en la primera mitad del siglo XX) que consagran la reconcentración del capital y la vuelta al statu quo o, por la parte contraria, revoluciones sociales que extirpan de forma quirúrgica y certera la raíz del problema; y b) la guerra como “comadrona” histórica violenta del alumbramiento de una nueva fase de saneamiento capitalista tras el “borrón y cuenta nueva” demográfico y económico que suponen los conflictos bélicos.

En la parte del mundo donde el azar quiso que naciéramos, la Segunda Guerra Mundial dio paso a décadas de “prosperidad” (años 50 y 60) cuyo impulso inicial empezó a frenarse con la primera crisis del petróleo en los inicios de la década de 1970, de forma paralela al final de los últimos restos del colonialismo europeo intercontinental. A partir de ahí, aunque con fases pasajeras de remonte, la pax americana hace aguas por doquier.

La hegemonía global del Imperio, basada en la pujanza económica de su metrópolis (EEUU) y en un poderío militar nuclear y convencional expansivo —sólo compensado por la superpotencia soviética durante cuatro décadas (1949-1989) hasta la caída del Muro de Berlín—, se resquebraja en un planeta cuya explotación de sus recursos energéticos internos está alcanzando su cénit. A partir de ahí sólo puede comenzar su declive y, por tanto, ya no podrá sostener un capitalismo basado en crecimiento y consumo ilimitados (el American way of life). Además, el polo económico terrestre se desplaza cada vez más hacia Oriente, hacia la República Popular China (si es que ya no está ahí).

Pero el grado de salvajismo amoral en la defensa de sus interes imperiales globales que EEUU inició en Hiroshima y dio paso a una alocada carrera nuclear armamentística y a una serie de conflictos regionales, aún no se ha aplacado ni ha declinado. A Corea le siguió la obsesión cubana, luego Vietnam y las guerras de sus fieles aliados israelíes, y a éstos un rosario de golpes fascistas genocidas en Latinoamérica que desde Chile se extendió después por este martirizado subcontinente como un reguero de sangre (Argentina, Brasil, Uruguay, etc.); luego Iraq y Yugoslavia, luego Afganistán, después de nuevo Iraq, hace poco Honduras… y ahora, ¿irán a Irán?

En plena crisis, la Administración Presidencial de Obama ha aprobado el presupuesto militar más grande de la historia de EEUU, con nuevos programas y escenarios de ataque convencional masivo, comandos cibernéticos y guerra espacial (seguramente el altar en el que han sacrificado los dólares hasta ahora destinados a su programa espacial tripulado).

El guión seguido en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para imponer sanciones que Irán difícilmente puede asumir no puede ser más parecido a los prolegómenos de la última guerra de agresión a Iraq por parte de Bush jr. y cía., que culminó con la invasión de este país árabe que aún continúa y cuya cifra cotidiana de muertos ya nos ha dejado de sorprender (y de indignar, a la mayoría), al igual que las matanzas de la OTAN en Afganistán. ¿Qué fue de la retirada de las tropas de Iraq que prometió Obama? Es posible que esa promesa del Premio Nobel de la Paz [¡!] duerma el sueño de los justos en un cajón del despacho oval junto a los planes de cierre del campo de concentración de Guantánamo… También cabe dentro de lo posible que esa guerra interminable en Oriente Medio y Asia Central (ya con tres frentes abiertos) pueda extenderse a corto plazo hacia el país donde viven —sobre un mar de petróleo— más de 70 millones de persas.

Ojalá nos equivoquemos (como a veces yerran los meteorólogos), pero un frente de vientos de guerra amenaza desde el Oeste.

Fuente: http://ciudad-futura.net/2010/07/13/realidad/

HAY ALGUIEN EN EEUU QUE VEA EL PELIGRO QUE ES SER MANEJADO A SU ANTOJO POR EL GOBIERNO SIONISTA ISRAELÍ.

click to zoom
El poder incontestado del lobby de Israel
Manejan a EE.UU. a su antojo

CounterPunch...14/07/2010




Tomé en mis manos una copia de las memorias escritas por el antiguo director de la CIA, George Tenet. En la primera página del prefacio del libro, el señor Tenet describió cuál era la situación el día después de la destrucción de las torres del World Trade Center como resultado de las acciones terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Cito al señor Tenet:

“Todo esto me preocupaba considerablemente al caminar bajo la marquesina que conduce al Ala Oeste y vi a Richard Perle que salía del edificio cuando yo estaba a punto de entrar. Perle es uno de los padrinos del movimiento neoconservador y, en aquel entonces, jefe del Consejo de Política de Defensa, un grupo asesor independiente conectado al secretario de defensa. Nuestra relación era más que pasajera. Cuando las puertas se cerraron detrás de él, nos miramos a los ojos y nos saludamos con la cabeza. Yo acababa de llegar a la puerta cuando Perle se volvió en mi dirección y dijo: ‘Iraq tiene que pagar un precio por lo que ocurrió ayer. Ellos tienen la responsabilidad.’ (El uso de cursiva es mío)

“Me quedé atónito pero no dije nada. Dieciocho horas antes, había echado un vistazo a manifiestos de pasajeros de los cuatro aviones secuestrados, que mostraban más allá de toda duda que al-Qaida estaba tras los ataques. Durante los meses y años siguientes, examinamos cuidadosamente el potencial de un papel colaborador de patrocinadores estatales. La inteligencia de entonces y ahora, sin embargo, no muestra ninguna evidencia de complicidad iraquí.”

La idea de que los consejeros neoconservadores de George W. Bush –incluido Perle– lo convencieron de que EE.UU. debía invadir Iraq recibió una cierta atención después del inicio de la guerra iraquí. Pero que yo sepa, nadie, ni en la política ni en los medios, mostró demasiado interés, para no descubrir que los que querían invadir Iraq, no pensaban en los intereses de EE.UU., sino en los de Israel.

Nunca hubo una amenaza de Sadam Hussein a EE.UU. Era una amenaza para su propio pueblo, pero no para nuestro país, un hecho que se volvió mucho más claro a medida que progresaba la guerra. Pero los críticos de Bush hicieron todo menos implicar los intereses de Israel como una razón para la invasión de Iraq. Mucha gente cree, y me incluyo, que Israel quería eliminar a Sadam porque, aunque no constituía una amenaza militar para Israel, era una amenaza política. Era alguien, como Hizbulá, que se interponía en el camino de la hegemonía de Israel sobre todo Oriente Próximo.

Ese deseo israelí es una gran ayuda para explicar por qué Israel ha lanzado tantos ataques contra el Líbano y Siria. Durante las últimas décadas, Israel hizo todo lo posible por doblegar al Líbano utilizando una excusa u otra para invadir ese país. Cada vez, Israel tuvo que irse sin lograr su objetivo de controlar el Líbano. Había colocado a Bashir Jamail como presidente sólo para verlo asesinado durante la confusión de la Guerra Civil libanesa. Conquistó el sur del Líbano en 1982, manteniendo la ocupación de suficiente territorio libanés para poder robar agua del río Litani. Al llegar el año 2000, Hizbulá era suficientemente fuerte para expulsar a Israel del Líbano, y desde entonces siguió siendo una amenaza para su hegemonía.

Y a Siria se le advirtió de que no hiciera demasiados ruidos cuando Israel bombardeó Siria utilizando una u otra excusa para hacerlo.

La más reciente planificación militar de Israel para solidificar la poca hegemonía que posee sobre el área es la manera en que amenaza a Irán, mientras EE.UU. mira por encima de su hombro agregando peso a sus amenazas contra ese país.

Lo que es diferente en esta amenaza más reciente es que Irán no es Iraq. Irán tiene los medios necesarios para tomar represalias no sólo contra Israel, sino contra EE.UU. por ser el principal apoyo de Israel en sus esfuerzos por doblegarle.

Si queremos considerar racionalmente la situación, nos daremos cuenta pronto de que, aunque Irán es capaz de defenderse con las fuerzas armadas que posee, es bastante incapaz de invadir a otro país, en particular si tiene el poderío militar de Israel. Si suponemos que el programa nuclear de Irán tiene la intención de hacer una bomba, ¿qué razón en el mundo podría tener para comenzar una guerra nuclear contra Israel o EE.UU.? La dirigencia iraní, aunque hace mucho ruido y es cruel con sus disidentes políticos, no es tan demente como para hacer que alguien venga y elimine a todo su país, lo que ciertamente sucedería si comenzara una guerra con armas nucleares. Es seguro que militares y políticos en Israel y en EE.UU. deben de darse cuenta de este hecho.

La razón más probable y racional tras un programa nuclear semejante sería la autodefensa contra Israel, que posee un mínimo de 200 ojivas nucleares en su arsenal.

¿Cuál es entonces el motivo del más reciente desvarío de los partidarios de Israel en EE.UU. y del propio Israel? Podemos estar de acuerdo con casi absoluta certeza de que Irán es otro país que está en el camino de la hegemonía deseada por Israel. Gente que debería saberlo me ha dicho que la publicidad dada al programa nuclear de Irán está reduciendo la cantidad de judíos que visitan Israel o emigran a ese país. Es un argumento económico en el cual no debería involucrarse EE.UU., especialmente iniciando una guerra por cuenta de Israel. Pero es obvio que eso es lo que quieren Israel y sus partidarios en EE.UU.

Uno se pregunta qué pensar de los políticos estadounidenses, que se parecen en mucho a una cámara de resonancia de los argumentos de Israel sobre Irán. ¿Se dan cuenta de que el que sean manejados a su antojo por Israel y su lobby contradice radicalmente los intereses de EE.UU.? ¿Se dan cuenta de que incluso si Israel comienza a bombardear Irán, será EE.UU. el que pague el precio?

¿Entienden nuestros políticos que, aunque convenga para las donaciones a sus campañas electorales que se muestren solícitos ante los objetivos de Israel, sería devastador para EE.UU. ser amenazado por aún más ataques terroristas?

Lo que no han expresado los medios y los dirigentes políticos es que nuestro continuo apoyo a los objetivos de Israel, no sólo al financiar a los militares de Israel, sino al invadir países musulmanes por cualquier motivo, sólo crea más peligro para los intereses estadounidenses.

En general nuestros dirigentes políticos y militares no lo han dicho, pero ocasionalmente algo aparece por accidente, sacando a la luz el peligro que representa para nosotros nuestro apoyo ciego a Israel. George W. Bush, por ejemplo, dijo repentinamente, durante una declaración sobre la Guerra de Iraq, que no fue culpa de Israel que hayamos invadido Iraq. Y recientemente, algunos de nuestros generales expresan sus preocupaciones sobre la disputa palestina-israelí. Pero en general, hay un silencio total sobre el tema en los medios. Nuestros dirigentes prefieren guardar silencio sobre por qué nuestra complicidad con Israel nos pone en peligro frente a grupos terroristas en todo el mundo, pero simple y llanamente, causa los ataques contra nuestros intereses. G.W. Bush trató de presentarlo de otra manera al decir que “ellos” odian nuestras libertades. Tenemos derecho a esperar algo mejor de nuestros presidentes.

No parece que ninguno de nuestros dirigentes, desde el presidente Obama a los legisladores de los Estados, se interesen por resolver realmente nuestro problema de terrorismo. (El año pasado, la legislatura de Dakota del Sur promulgó una resolución aprobando la matanza israelí en la Franja de Gaza).

Irán ha ofrecido unirse a un Oriente Próximo libre de armas nucleares, pero no parece que nuestro presidente se interese por aceptar esa oferta. Parece que necesitaría el permiso del Gobierno derechista de Israel para hacerlo. Después de presenciar su última rendición ante Netanyahu y sus políticas, no es probable que algún día lo haga. Por ahora, basta con que un país nuclear como EE.UU. pueda sermonear a otros países más pequeños sobre quién puede y quién no puede tener un arma nuclear.

¿Es demasiado pedir que todas las naciones renuncien oficialmente a la posesión de armas nucleares, y no sólo los que son más pequeños que EE.UU.?

¿Hay alguien fuera de unos pocos en EE.UU. que vea el peligro para nuestro país al ser manejado a su antojo por el Gobierno israelí?

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

James Abourezk es un ex senador de EE.UU., que ejerce como abogado en Sioux Falls. Para contactos, escriba a georgepatton45@gmail.com.

Fuente: http://www.counterpunch.org/abourezk07122010.html

martes, 13 de julio de 2010

EL GOLPE DE ESTADO DEL 11 DE ABRIL DEL 2002 EN VENEZUELA, COMO TODAS ESTAS CONSPIRACIONES TENIA EL VISTO BUENO DE WASHINGTON PARA SU EJECUCIÓN.

Respuesta a Otto Reich

Aporrea...13/07/2010


Nos hemos decidido darle respuesta al Prólogo escrito por el señor Otto Reich al texto del señor Robert Carmona-Borjas titulado: “Más allá de la génesis del 11 de abril. Vivencia de un testigo de excepción” (Los libros de El Nacional, septiembre, 2009, pp. 190) donde el analista internacional y diplomático republicano norteamericano propone como hipótesis la demostración de que el Gobierno norteamericano de aquellos momentos históricos se enteraron del golpe referido por un “chisme” de los servicios de inteligencia green-go´s en Caracas plus las comunicaciones del Embajador norteamericano en Caracas que permitieron informarle a quien ejercía funciones de “alto nivel” en el Departamento de Estado del gobierno de George W. Bush, hijo, en la persona del referido, Otto Reich; es decir, que el gobierno norteamericano no solo nunca se vio inmerso en las “aguas turbulentas” de un “golpe anunciado” con meses de antelación sino que “pasaba por allí” y se “dio de narices” con el “Golpe de Estado” contra el electo Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, cual, por leyes norteamericanas, no podía ni debía ser reconocido (nos referimos al golpe de estado como bien lo expresa el señor Otto Reich en su Prólogo).

El acercamiento al análisis del texto referido tratará de alcanzar el mayor grado de objetividad posible, lo que siempre es imposible; en ningún momento del análisis sostendremos nuestra demostración en fuentes cualesquiera ellas sean así hayamos entrado en ciertos conocimientos de ciertos acontecimientos que nuestras fuentes tuvieron a bien comentarnos por ciertos “niveles lógicos” de confianza junto que, por ética, debemos obtener la correspondiente “luz verde” de nuestros comentadores para precisar y sustentar algunas ideas de nuestra exposición crítica; así mismo, no nos apoyaremos en bibliografía aun cuando sean tan sólidas en sus demostraciones como, por ejemplo, la de Ernesto Villegas. En fin, será un estricto análisis del prólogo del señor Otto Reich.

Un golpe de estado es un acto anti-natura y condenado por la esencia misma de la Doctrina Cristiana cuando ésta se apega a los contenidos de fondo de la Palabra porque iría, el golpe de estado, contra una voluntad parcial pero mayoritaria de la sociedad en el marco de cualquier tipo de democracia sea ésta representativa y/o participativa. Un golpe de estado no es una revolución por lo que se entienden las manifestaciones revolucionarias que las burguesías de diferentes países, en tiempos históricos pasados, actuaron en la persecución de la imposición de sus estructuras mentales-ideológicas y pensamientos económicos “de avanzada” frente a modelos entrecruzados de sociedades provenientes de tiempos feudales pasando por las Renacimiento y Reforma, Romanticismo, Revolución Industrial, Revolución Francesa, como manifestaciones de progreso evolutivo lógico de perfectibilidad de las sociedades en sus derechos naturales. Pero esa sociedad burguesa nacía con el “pecado original” de la acumulación grosera, la usura tradicional feudal, pensamientos contrarios a las enseñanzas contenidas en la Palabra enseñada al justificar la sumisión del “ser creado” en su estrato social. Esas realidades de evolución en perfectibilidad de esa realidad burguesa se desarrollarían con “contradicciones internas” cuando las asimetrías entre las acumulaciones, las ganancias y las distribuciones implosionaron para expresarse tanto en violencia social (inclusive durante la Revolución Francesa) como en organización de intelectuales europeos limitados por conocimiento de las realidades exógenas a su continente que fueron subsanándose con la tecnología del telégrafo, los reporteros y las expresiones de los poderes europeos allende los mares.

En ese marco, es de toda lógica que frente a un proceso revolucionario se manifieste un intento de golpe de estado aun cuando lo consideremos anti-natura; golpe de estado que es producto de la soberbia personal y colectiva de un sector de una sociedad determinada cuando siente que sus prerrogativas son afectadas a favor de mayorías sociales cuando está expresando, de esta manera, es decir, con el intento de golpe de estado, sus egoísmo consecuencias de aquella soberbia originaria; por tanto, cualquier adhesión a un golpe de estado, por esencia, es “pecado grave” por las consecuencias que el intento de golpe de estado se expresa, generalmente, con “hechos de sangre” como sucedió durante los “Sucesos de puente Llaguno”. Tratar de justificar, teológicamente, acciones violentas contra la “voluntad popular” aun cuando ella sea limitada pero expresada con libertad de conciencia en la escogencia de los rectores del Estado y Gobierno dados iría contra la máxima expresión de libertad permitida por el Creador en la acción del pecado de soberbia manifestado por el “ángel caído” en su decisión, estrictamente, de su responsabilidad. Por eso, en democracia, acción histórica humana, de lógica evolutiva y naturalmente aceptada, la inteligencia, la imaginación, las praxis políticas, el respeto, los contenidos de los pensares, permiten la “confrontación sana” y lógica en la diatriba del accionar político. En ese marco, las manifestaciones que se fueron desarrollando previo a los días del golpe del 11 de abril del 2002 fueron actos bien descrito por Elías Canetti y Ortega y Gasset; las manipulaciones contenidas en Sun Zu y Curzio Malaparte y las necesarias tesis anti-comunistas del más rancio pensamiento de las derechas europeas y de las protestantes norteamericanas todas ellas adosadas y alimentadas con las tesis del “Miedo”.

El “Golpe de Abril” no fue un suceso aislado sin connotaciones anteriores en el tiempo histórico; fue un “hecho histórico” que como todo hecho histórico es consecuencia de un proceso bien pensado, bien diseñado, bien ejecutado como proceso; otra asunto que aún no se ha discutido a fondo es la capacidad de los autores y actores del golpe en alcanzar su éxito y consolidación como golpe de estado; por ejemplo, debemos respondernos ¿cuántos grupos políticos y sociales diferentes estaban involucrados en el golpe? ¿Cuáles ideologías estaban presentes en los actores del golpe? ¿Cuáles países estaban participando, directa e indirectamente, en el apoyo a los golpistas? ¿Cuáles clases sociales estaban comprometidas, aun como “masa”, en apoyar acciones políticas para el desconocimiento y derrocamiento del Gobierno legítimamente constituido en enfrentamiento a un muy importante sector de la sociedad venezolana que había decidido legitimar al Gobierno y Presidente electo constitucionalmente por elección popular, voluntaria, directa y secreta?

Consideramos que, básicamente, dos vertientes de pensamiento estaban involucrados en el golpe de estado: grupos de demócratas-cristianos y grupos de socialdemócratas. Dos figuras públicamente expuestas voluntariamente: Enrique Mendoza y Carlos Ortega. A decir del señor Otto Reich estaban involucrados a “…La salida de Chávez…fue el resultado…que envolvieron…la Confederación de Trabajadores de Venezuela…la Iglesia…PDVSA…los militares, sociedad civil…Fedecámaras y medios de comunicación…” (Idem, p. 8)

Ahora bien, el señor Otto Reich, señala como culpable de que el golpe de estado “no cuajara” en toda su extensión al señor Pedro Carmona Estanga cuando precisa que: “…Carmona Estanga es tan culpable como Chávez por la calamidad en que aún vive la Venezuela de hoy. Si Carmona Estanga hubiera actuado con la lógica jurídica que requería la situación para asumir la presidencia de la república con la legitimidad (sic) democrática…” (Ibidem, p.9) Es no solo evidente sino lógico que el funcionario diplomático norteamericano republicano exprese lo que es la línea política del Poder (Müller Rojas dixit): hay golpes de estado “legítimos” (Golpe contra Salvador Allende) y golpes de estado “no legítimos” y diríamos “ilegales” (ver lista norteamericana sobre venezolanos que no pueden viajar a los EEUU de América). Informa el señor Otto Reich que “…los Estados Unidos [de América] no apoyaría ningún cambio de gobierno de manera inconstitucional (sic)…” (Idem, p.11) comentando que “…una de las personas que entendió el mensaje fue el dirigente obrero Carlos Ortega…él [Carlos Ortega], en su orientación política, se inclinaba mas a la izquierda, pero tenía profundo respeto por la institución democrática que había sido construida en Venezuela en los últimos cuarenta años, a partir del derrocamiento de la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez en 1958…” (Ibidem, p.11) Es evidente que el señor Otto Reich suscribió las tesis del golpe de estado expuestas por la socialdemocracia venezolana frente a las tesis eurocéntricas que se impulso durante el golpe militar con aquellos grupos socialcristianos que lideraron, fáctica y a nivel de Miraflores, durante las cortas horas que sustentaron un “poder chucuto” de Pedro Carmona Estanga y su muy cerrado “círculo de poder”.

El señor Otto Reich comienza a caminar hacia la demostración de su hipótesis: Estados Unidos de América se enteró del golpe horas antes de que Pedro Carmona fuera a juramentarse instruyendo a su representante diplomático, Charles Shapiro, que “se acercara a Miraflores” a conversar con Pedro Carmona y le informara que “…que si él [Pedro Carmona] se auto juramenta como Presidente sin seguir lo establecido en la Constitución jamás contará con el apoyo de los EEUU [de América]…” (Ibidem, p.13) Es decir, en pocas palabras, que el señor Otto Reich, quien estaba en Washington, en su oficina en el Departamento de Estado, conocía de antemano que el señor Pedro Carmona se iba “autojuramentar” algo que ni siquiera los propios adeptos visitantes a Miraflores conocían. Misterios de la Ciencia! Continua su argumentación el señor Otto Reich que “…me preguntaba a quién había consultado [Pedro] Carmona Estanga para tomar tan imprudente y temeraria acción…” (Idem, p.13)

Nos vamos a permitir algunas ideas para aclarar algunas inquietudes del señor Otto Reich. Analizando las palabras aquí expuestas del señor Otto Reich y las leídas en el texto arriba en mención, podríamos pensar que el gobierno republicano norteamericano suscribía las tesis de la socialdemocracia representada en la persona de Carlos Ortega en contra de las tesis eurocéntricas que, supuestamente, se representaban en la persona de Pedro Carmona Estanga. Nada de extrañar si nos retrotraemos a aquellas actitudes de acercamiento político de don Rómulo Betancourt expresadas en el “Pacto de Punto Fijo”. El “feroz y brutal” ataque lanzado por el señor Otto Reich contra del señor Pedro Carmona Estanga expresa las contradicciones muy profundas entre dos posiciones y concepciones políticas entre las derechas americanas y nos referimos a esa región geográfica que abarca desde Alaska hasta la Patagonia. Sería interesante conocer las realidades que “manejó” la democracia cristiana chilena durante los pre y post sucesos del Golpe de Estado contra don Salvador Allende. Sería interesante conocer las contradicciones que siempre se presentaron entre los socialcristianos venezolanos (Arístides Calvani) y Washington con respecto a Centroamérica; como sería interesante conocer las dos tesis que siempre se han manejado con respecto a Cuba. Ello, es decir, lo inmediato anterior, no significa que suscribamos, en lo personal, ninguna de las tesis expuestas en las inquietudes pero todo analista debe y necesita tratar de comprender todos los ángulos que proponen aquellos que se oponen, militantemente, las praxis de la Revolución en Venezuela.

delpozo14@gmail.com

http://www.aporrea.org/oposicion/a103906.html